sábado, 9 de abril de 2011

LOS NUEVE REINOS O MUNDOS DE YGGDRASIL

Hoy traigo un artículo en el que intento explicar la concepción del universo que tenían los pueblos germanos. En su mitología, el Midgaard, la tierra media, donde habita el hombre, por más que nos pese ya que tendemos a creernos el centro del mundo, era nada más una rama del fresno Yggdrasil, el árbol que representa el universo.
Nuestra morada es solo uno de los nueve mundos que posee el sagrado árbol, y no el más importante, precisamente. Por cada uno de esos nueve mundos pasó Odín en su periplo para obtener el conocimiento antes de permanecer colgado del enorme tronco nueve días, en sacrificio y meditación para obtener el secreto de las runas.

Postal con el fresno, del ilustrador Jalbert
 El gigantesco fresno se ancla en el centro del universo, donde estuvo el corazón del gigante Ymir, gracias a sus  raíces que se nutren de tres fuentes mágicas. La primera se dirige hacia la Fuente de Hvergelmir. La segunda a la fuente de Mimir. La última a la Fuente de Urd, en la casa de las Nornas, señoras del Destino. (En otro artículo hablaremos en profundidad de estos manantiales, dada su importancia).


Estos nueve mundos están situados a lo largo del árbol sagrado y desde lo más alto de su copa, donde se sitúa el Muspelheim, descendemos por el tronco, donde está el Midgard, la tierra del medio, hasta las tres raíces, donde se ubican los otros mundos.

Estos son los nueve mundos:

1.     MUSPELHEIM
Es el mundo primordial de fuego. Queda situado en lo más alto del árbol en el momento de su creación. De él brotaron las chispas que al fundir el hielo del Jotunheim, cuando se juntaron en el Ginnungagap, el vacío eterno,  dieron lugar al origen de la tierra. Surt “el negro” es su rey y en él viven los gigantes de fuego, gobernados bajo su espada ígnea.

2.     MIDGARD,
El Reino de los Hombres, está situada en el tronco. Está rodeado por una cerca hecha con las pestañas de Ymir. Ahí en ese lugar casi sin importancia, fue donde nos colocaron los dioses después de crearnos, a partir de dos trozos de árbol.

3.     ASGARD,
El Reino de los Ases, está situado bajo una de las raíces, la que se hunde en la fuente de Urd, la mayor de las Nornas. Allí tienen su lugar de reunión,  sus moradas y sus santuarios los dioses. Allí está el Valaskialf, la sala de Odín techada de plata pura, donde se encuentra su trono, el Hlidskiaf. Cuando se sienta allí, ve todos los mundos y lo que en ellos sucede. Allí es donde acuden Hugin y Munin, Pensamiento y Memoria, sus cuervos, a llevarle noticias. En su extremo sur se encuentra Gimle, la sala más hermosa, la que seguirá en pie cuando hayan sido destruidos tanto el cielo como la tierra y donde vivirán por siempre los hombres buenos y justos.
Heimdall
El Vingolf o Valhalla, es donde Odín acoge a la mitad de los Einheriar, los héroes muertos en la batalla, y los entrena para que luchen a su lado en el Ragnarok, atendidos por la Valkirias. Junto a ella está Folkvang. Allí Freiya, la reina de las Doncellas guerreras, acoge a la otra mitad de los héroes caídos.
Este mundo maravilloso se encuentra unido a los otros mundos por un puente mágico el Bífrost, el arcoíris, por el que cruzarán los gigantes en el Ragnarok y que se encuentra custodiado por Heimdall, el blanco, el hijo de Odín que jamás duerme.


4.     ALFHEIM
Freyr
También conocido como Liosalfheim, es el Reino de los elfos de la Luz, los Lios Alfar. Es también el verdadero hogar del dios Vanir Freyr, pues él es el señor de los elfos y es reverenciado por ellos. Se sitúa en el interior del Asgard

5.     VANAHEIM
Es el Reino de los Vanes, a donde se traslada a vivir Hónir, el As, cuando tras la guerra entre Ases y Vanes, se firma la paz con la entrega de rehenes. También está situado en el interior del Asgaard

6.     JÖTUNHEIM
Frazetta: Los gigantes de la escarcha
El Reino de los gigantes de la escarcha y de los de roca, está situado en una de las raíces, la que se hunde en la fuente de Mimir, donde se guarda la sabiduría y la inteligencia.

7.     SVARTÁLFAHEIM
Es el Reino de los elfos oscuros o Svart Alfar y también de los enanos. Está situado en el interior de la tierra del Jothunheim y  en el interior de la tierra es donde viven estos seres asexuados, creados por los dioses a partir de los gusanos que devoraban la carne putrefacta de Ymir y a los que dotaron de inteligencia y sabiduría sobrenaturales

8.     NIFLHEIM
El Reino de las tinieblas eternas, envuelto por la niebla, se hunde en la fuente  de Hvergelmir. En él habita la serpiente Nídhöggr que rodea el mundo y roe sin cesar las raíces del fresno perenne Yggdrasil. En él hay muchas estancias, y todas son terribles y sombrías, como el palacio de Hler, el gigante rey del océano, en el fondo del abismo, donde son llevados los que se pierden en el mar.





9.     HELHEIM
El Reino de los muertos, está situado en una de las partes más oscuras y tenebrosas del enorme y gélido Niflheim. En este mundo terminan los que han muerto por enfermedad, vejez o accidente, y una vez se entraba en él ni siquiera los dioses pueden salir, a causa del interminable, inagotable e intransitable río Gjöll, que lo rodea. Está gobernado por Hela, monstruosa hija de Loki. La entrada está custodiada por un perro conocido como Garm, aquel que en el Ragnarok se enfrentará al dios supremo Tyr. Por supuesto todos los criminales irán al Helheim, pero para estos hay un área especial dentro del terrible recinto, El Nastrand (Playa de cadáveres) también conocido como Naströnd y Nastrandir. Es una sala dentro del Hel donde irán las almas de las personas viles, los asesinos, los perjuros y los mentirosos notorios. También en Nastrand como en el resto del Helheim el sol nunca brilla y las puertas de la sala se abren todas hacia el norte. Las paredes están cubiertas con serpientes que miran todas hacia adentro y escupen sin parar un veneno cruel que fluye en torrentes por la sala hasta que salen por las puertas y dan lugar al rio Slid. Estos torrentes de veneno lo llenan todo con vapores mefíticos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario